Buscar este blog

24.11.09

LA CREDENCIA

La palabra credencia viene de «credere», confiar. Se denomina así a la mesita lateral o repisa que se sitúa a la derecha del altar, en un lado del presbiterio, donde se colocan hasta que hagan falta los elementos de la celebración: el cáliz, el corporal, el purificador, la palia si se usa, la patena y los copones necesarios, el pan de la comunión, las vinajeras con vino y agua (salvo que se lleven en la procesión de las ofrendas), y los elementos para el lavabo. Asimismo, en la credencia estará el Misal y las campanillas y la bandeja de la comunión, si se usan. Debe ser por lo tanto de un tamaño y altura adecuados, que permita que cumpla con esa función.
La credencia debe tener un mantel digno y no debe tener velas ni flores (al igual que la mesita que se prepara cuando hay procesión de ofrendas y los fieles llevan el pan y el vino al altar).
El altar debe permanecer vacío y no llevarse nada hasta que se necesite, incluido el Misal, que se lleva tras la oración de los fieles. Solamente se coloca desde el principio el Evangelario, si se ha llevado en la procesión de entrada, hasta la proclamación del mismo, momento en el que se lleva procesionalmente al ambón. Al terminar la proclamación del Evangelio el libro se retira a un lugar digno (si oficia el obispo se le llevará a besarlo y a impartir con él la bendición).
En la credencia se deben purificar los vasos sagrados tras la comunión por un acólito –mejor que en el altar– y también se puede preparar el cáliz por el diácono antes de llevarlo al altar.
Así pues estamos ante un mueble litúrgico de cierta importancia que hay que cuidar evitando colocar sobre ella cualquier objeto que no sirva para el culto.

8 comentarios:

OLIVERIO dijo...

EN EL CASO QUE SE LLEVASE LOS FIELES LAS OFRENDAS QUE SE LLEVARÍA... LAS FLORES Y LAS VELAS ES TAMBIEN UNA OFRENDAS...

Jesús Luengo Mena dijo...

Para la procesión de las ofrendas lo que debe llevarse, en primer lugar, es el pan y el vino, no así el cáliz (no deben llevarse objetos vacios). También pueden llevarse otros objetos, espcialmente si son para el servicio de la iglesia y objetos simbolicos, pero sin abusar. Las velas y las flores podrían llevarse pero desde el comienzo de la Misa ya deben estar encendidas. En mi opinión se debe evitar llevar las velas y las flores, que deben estar colocadas convenientemente desde el principio de la celebración.

Anónimo dijo...

algun libro que sugiera para poder conocer mas sobre los elementos de la credencia asi como material de consulta y basto. agradecere la sugerencia....serpasion@hotmail.com

Manuel Angulo dijo...

Felicitaciones por todo el material expuesto, es de mucha ayuda para la catequesis, y sobre todo para la formación de los catequistas, siga adelanmte con la Bendición de Dios y de la Virgen Santisima.

Manuel Angulo
Lima-Peru

Anónimo dijo...

¿Y no hay paño cubrecaliz?

DARLYN dijo...

La credencia se puede mover, por ejemplo a la izquierda del presbiterio si se necesita el espacio y siendo esta de piedra como el altar? no infrinjo en una norma litúrgica si la cambio de sitio?, por favor hágame esta aclaración porque según me dicen si es de piedra no se puede mover????

DARLYN dijo...

La credencia se puede mover a el costado izquierdo del altar,por una necesidad de espacio, no infrinjo en una norma litúrgica, y siendo esta de piedra, debe ser inamovible o no? acláreme si se puede cambiar de sitio en algunas ocasiones?

DARLYN dijo...

La credencia se puede mover, por ejemplo a la izquierda del presbiterio si se necesita el espacio y siendo esta de piedra como el altar? no infrinjo en una norma litúrgica si la cambio de sitio?, por favor hágame esta aclaración porque según me dicen si es de piedra no se puede mover????